3 de octubre de 2.021

El Teatro del Centro Cultural de la Villa acogía el acto de inauguración de la 36ª edición del “Otoño Sociocultural de las Personas Mayores”. Una cita en la que se llevaba a cabo el nombramiento, por decisión unánime del Equipo de Gobierno, del escritor torrecampeño como embajador local en el ámbito de la cultura.

El Ayuntamiento de Torredelcampo, a través del área de Bienestar Social, retoma la celebración de este acto y de las actividades que conforman la extensa programación dedicada a las personas mayores, y lo hace con fuerza y con ganas, “un mes dedicado a las personas que tanto han aportado a nuestra sociedad y tanto les queda por aportar”, declaraba el alcalde en su intervención.

El acto estuvo conducido por Marina Duende, con la intervención de la concejala de Cultura, María Jesús Rodríguez, además del alcalde, y finalizaba con el concierto conmemorativo de la agrupación musical “Santa Cecilia de la Torre”, con una exquisita selección de piezas bajo la dirección de Manuel José Jurado Mena. Además, contó con la presencia de la Vicepresidenta Primera de la Diputación de Jaén, Paqui Medina, así como miembros de la corporación municipal

José Alcántara Blanco. Biografía.

Casado con con Josefina, su compañera desde la juventud, son padres orgullosos de Antonio. José es un Torrecampeño hecho así mismo, cuya trayectoria laboral comienza a edad temprana, algo típico de los pueblos; y como es normal, un buen torrecampeño se inicia en la aceituna y demás labores del campo; la trilla, la siega, la labranza… también trabaja en la vendimia, las ferias, como peón de albañil, diversas ocupaciones que compagina con sus estudios en Torredonjimeno, hasta que el Instituto Miguel Sánchez López se inaugura.

Terminados sus estudios y habiendo cumplido el servicio militar en Zaragoza, comienza el que será su oficio durante casi 30 años, conserje, primero en Jódar, para terminar sus años laborales como conserje en el mismo instituto que lo formó.

Nacido en 1956, sobre su vida de niño, recuerda que las casas eran multifamiliares, como él llama a convivir en la misma casa varias familias; no olvida los juegos en la calle que ellos mismos inventaban: el tranco, chiquilínchiquilán, el corache, las bolas, el meco… y lo mejor, nunca se aburrían. Recuerda con anhelo el invierno, y sus tardes de mesa camilla, donde se contaban las historias de generación en generación. José se considera, como buen escritor, un lector empedernido. Descubre su vena creativa, escribiendo artículos en revistas.

Gracias a su incansable trabajo de investigación acerca de Torredelcampo, su idiosincrasia y sus gentes, cuenta con seis libros que han calado en la sociedad Torrecampeña y también fuera de ella. Con su labor, el pueblo ha ganado una colección bibliográfica dedicada a conocerse, a que se conozca y deja un legado para que las futuras generaciones no olviden sus raíces y como se hizo su pueblo.

Un legado compuesto por:

1. ANÉCDOTAS, CHASCARRILLOS Y OTRAS HISTORIAS DE MESA CAMILLA. Un libro plagado de gracia, ternura, picaresca y sabiduría popular. Juan Eslava Galán lo ha descrito de la mejor manera, cita así textualmente: “¡Qué precioso libro, queridos amigos!, muchas gracias por esta fantástica recopilación de ocurrencias populares. Gran idea que esas chispas de ingenio no se pierdan porque ponen de manifiesto la inteligencia y la socarronería de nuestros mayores”.

2. TORREDELCAMPO EN EL RECUERDO. José junto a Alfonso Maldonado y Juan Moral Gadeo, firman este libro publicado por el Ayuntamiento de Torredelcampo, en ella, a través de imágenes nos permite bucear por nuestras raíces y en la vida de la cultura andaluza.

3. POR LOS VENAJES DEL PUEBLO. Dedicado a una de sus grandes pasiones, y del que José es un gran entendido, el mundo del flamenco.

4. POEMAS ENTRE PENSAMIENTOS. Escritos llenos de sensibilidad, donde fusiona reflexiones con poemas.

5. UN AÑO CON MANUEL. Un libro al que describe mitad autobiográfico, mitad historias y vivencias que oía por el pueblo, recuerda especialmente, cuando de niño se sentaba en la barbería de Pedro el Ratón y atento escuchaba a los mayores hablar y contar. Esta obra recupera lo vivido por mucha gente, por muchos y muchas torrecampeños y torrecampeñas. Este libro cuenta también con la reseña de Juan Eslava Galán, del que dice que es, “La mejor descripción de la vida rural que conozco” Y aunque él habla de todos sus libros con pasión y orgullo, hay uno en el que nos tenemos que detener;

6. EL HABLA DE TORREDELCAMPO. Él disfruta hablando nuestro peculiar dialecto, puede parecer un atrevimiento por mi arte definir así nuestra habla, pero con más de 3.000 palabras propias, bien merece el habla de Torredelcampo llamarse dialecto, y esto se lo debemos a José, que comienza coleccionando palabras sin ánimo de nada, por su propio gusto, interés y curiosidad, va escribiendo fichas con cada una de las palabras que le parecían interesantes, siempre iba con libreta y bolígrafo en mano; lo que se puede llamar un arduo trabajo de investigación y documentación, y así es como se llega a su primer libro “El Habla de Torredelcampo”, al que el ayuntamiento de Torredelcampo dio un empujón con su primera publicación, le siguieron algunas más por parte del propio autor y del que se han vendido más de 4.000 ejemplares y en cuya primera edición incluyó 2.300 palabras, en la segunda edición aumentó a 2.600 palabras y su tercera edición ha alcanzado las 3.000 palabras. Él se congratula y se siente orgulloso de haber hecho leer lo que para él es un diccionario, un diccionario del habla Torrecampeña porque todas las palabras, expresiones y dichos que se encuentran en sus páginas se han oído aquí, y también resalta que muchas de ellas no son exclusivas de nuestro pueblo.

Con la humildad que le caracteriza dice que Torredelcampo le ha dictado el libro, él ha escrito los ejemplos, no era consciente del trabajo que estaba realizando y mucho menos del éxito que cosecharía. De él, Juan Eslava Galán ha dicho: “Lo tengo en el estante de los escogidos”.

En su amor por la cultura, la lectura y la literatura, ha publicado en revistas como, La Flamenca, Camino Viejo, escribe mucho y de calidad en redes sociales; y se siente orgulloso de haber aportado al libro de su hijo Antonio Alcántara Moral, “Los cantes del Laboreo de Torredelcampo”. José ha cosechado numerosos premios y reconocimientos:

- Premio anual de la Villa de Torredelcampo 2002.

- Premio “Letras flamencas”, de la Peña Flamenca La Pajarona de Bujalance.

- Reconocimiento al trabajo de investigación sobre El Habla de Torredelcampo.

- Premio Rafael Alberti en el VII concurso de las letras flamencas de la asociación cultural La Fragua.

- Reconocimiento escritores jiennenses, otorgado por la delegación provincial de cultura de la junta de Andalucía en 2003.

En la actualidad José se encuentra jubilado desde hace tres años, en esta nueva etapa de su vida se dedica a sus pasiones; la pintura, el flamenco, a escribir, la lectura, la micología.