Torredelcampo martes, 01 de diciembre de 2020
El olivar jiennense pierde 180 toneladas de terreno por hectárea al año por las malas prácticas PDF

El rector de la Universidad de Jaén, Manuel Parras y la alcaldesa de Torredelcampo, Paqui Medina inauguraron ayer la exposición "Erosión de los suelos de Jaén", una muestra fotográfica producida por la Aula Verde de la Universidad de Jaén (UJA), organizada por el Centro de Educación Ambiental “El Acebuche”, en colaboración con el Ayuntamiento y que podrá ser visitada en la Sala de Exposiciones “II Centenario” hasta  el 23 de febrero. Además de la exposición, el profesor Julio Calero pronunció una conferencia en la que bajo el título de “Erosión de los suelos de Jaén, una catástrofe silenciosa”, analizó la magnitud de este problema en la provincia.

 

Image

 

La exposición, realizada a partir de fotografías obtenidas por alumnado de Ciencias Ambientales y Biología de la Universidad de Jaén, a propuesta del Área de Edafología del Departamento de Geología, pretende denunciar, de forma gráfica, uno de los mayores problemas ambientales de la provincia de Jaén: la erosión del suelo, a la par que trasladar el trabajo universitario y de las aulas a otros ámbitos.

 

Image

 

Las intensas lluvias registradas estos años han dejado figuras erosivas tan espectaculares como las que se presentan en esta muestra y que son la prueba del maltrato ejercido por el hombre sobre el medio ambiente. En este sentido, la muy extendida e insostenible agricultura convencional, cuyo mayor baluarte es el arado profundo y continuado de los campos, y el uso y abuso tanto de herbicidas como de fertilizantes químicos, no permite dejar crecer la más mínima hierba y la tierra, desnuda, no tiene más que morir en una lenta agonía.

 

Image

 

Como alternativa a este problema ambiental se propone el manejo de conservación de los suelos del olivar, donde se permite el crecimiento de las cubiertas vegetales y se reduce a términos racionales el uso de agroquímicos (fertilizantes o herbicidas). Asimismo, la agricultura ecológica persigue obtener alimentos de máxima calidad, lo que se suma al efecto beneficioso de las prácticas de conservación del suelo, con resultados muy positivos sobre la salud y el bienestar humano.

La exposición pone de manifiesto que el olivar jiennense se enfrenta a un grave problema: la erosión del suelo que en Jaén, debido a las 'malas prácticas' agrícolas, es cien veces superior a la natural. Este fenómeno provoca la pérdida de 180 toneladas de terreno por hectárea al año.

 

Image

 

La “erosión de los suelos de Jaén, una catástrofe silenciosa”
El aspecto gráfico de la exposición se complementó con las aportaciones que realizó Julio Calero,  profesor del departamento de Geología de la Universidad de Jaén, quien en su conferencia aseguró que   las “malas prácticas agrícolas” provocan que la tasa de erosión en Jaén sea diez o cien veces superior a la natural. “Un suelo, normalmente, tiene pérdidas de partículas de manera natural, pero la erosión, en el caso del olivar jiennense, está bastante acelerada, hasta en proporciones de cien veces superior a la erosión natural”. 
El olivar jiennense pierde, aproximadamente, una 180 toneladas de terreno por hectárea y año lo que significa, aproximadamente, espesores de un metro o metro y medio en 200 años, según los cálculos de Calero.

 

Image

 
< Anterior   Siguiente >
© 2020 Torredelcampo
Joomla! is Free Software released under the GNU/GPL License.